miércoles, 21 de junio de 2017

Individualidad como punto de partida

En cuestiones de comportamiento, cada individuo es único y lo que le sirve a uno, puede que no tenga el mismo efecto en otro por lo que, se hace preciso estudiar caso por caso, teniendo en cuenta origen del animal (si lo conocemos), entorno familiar y cercano, grado de socialización, antecedentes, rutinas y educación para adaptarnos a cada uno y buscar las pautas más adecuadas para ayudarlo de forma eficiente.





miércoles, 7 de junio de 2017

De viaje y vacaciones….

Si has pensado salir de viaje con tu peludo hay una serie de consejos que nos ayudan a viajar con seguridad y con todo lo necesario para que tanto tú como tu peludo, disfrutéis del merecido descanso.





martes, 6 de junio de 2017

Desterrando etiquetas

Ni los cachorros son fáciles, ni todos los perros pequeños son buenos y cariñosos, ni todos los perros grandes tienen porque ser brutos....

El  carácter y por tanto el comportamiento de cada animal viene determinado, además de por la genética, por el entorno donde crece y se desarrolla, por las experiencias y por la relación con su guía.... Como responsables debemos asumir nuestra parte en la ecuación y hacer todo lo posible para que nuestro perro sea feliz y nos haga felices disfrutar de su compañía.




martes, 30 de mayo de 2017

Guías y responsables

Educar es cosa de dos: el que enseña y el que aprende. Por eso, en el tema de la educación, no se puede cargar la responsabilidad únicamente en el perro. No se le puede pedir que haga algo que no le hayamos enseñado previamente y se haya fijado de forma coherente. Sería como tratar de echarle la culpa cuando algo no nos sale bien, simplemente porque estaba al lado.

Así, no debe extrañarnos que los perros que no han sido correctamente enseñados, eliminen en cualquier lugar y que sus propietarios miren a otro lado. La necesidad fisiológica existe y no es culpa del animal no poder recoger sus propios excrementos….

En esto de tener un perro, tan importante es que el animal aprenda a ser educado como que tú te conviertas en su mejor guía y aprendas a enseñarlo de la manera más correcta y disfrutando del proceso




Gato nuevo en casa con perros

El mejor consejo que podemos dar a la hora de introducir un nuevo gato en una casa con perro o en una casa con perro y otros gatos, es supervisar las reacciones en todo momento y tomarlo con calma. Es preciso darles a los animales, todo el tiempo que necesiten para acostumbrarse el uno al otro o a los otros.

Es evidente que gatos y perros son muy diferentes en muchos aspectos, pero no por ello, incompatibles. Y, aunque el dicho popular de "llevarse como el perro y el gato" nos lleva a pensar que la convivencia pacífica entre ambos, es prácticamente imposible, la realidad nos demuestra que no es así. Desde luego son diferentes pero no irreconciliables. Conocer la naturaleza de cada uno de ellos, nos puede dar la clave del éxito.

El pequeño Max, recogido la semana pasada, se ha sabido ganar los cuidados de Cata. Ha empezado a comer solito y ya usa el arenero por sí mismo. Busca una familia definitiva y un hogar donde crecer.





jueves, 25 de mayo de 2017

He recogido un gatito… y ahora qué?

Para ayudar al nuevo gatete a integrarse dentro del hogar, debemos tener en cuenta sus necesidades como especie y adelantarnos a ellas, proporcionándole todos los elementos necesarios para que se sienta seguro. Es esencial visitar cuanto antes al veterinario para chequear el estado de salud del animalito e iniciar cuanto antes el calendario de desparasitaciones y vacunaciones.

Una vez en casa, será necesario dotar una zona propia y libre de peligros, donde debe permanecer cuando no esté supervisado, sobre todo al principio.


Hoy te lo contamos todo en este artículo.


Este enano es la última incorporación a la familia de Perrygatos y busca un hogar. Aún no ha cumplido el mes y necesita ayuda para comer solito y hacer sus cosas. En cuanto esté fuerte y sea autosuficiente estará preparado para su nueva vida.




miércoles, 24 de mayo de 2017

Cuando nos dejan para siempre

Muchas personas se sorprenden ante las emociones que afloran tras la muerte de un compañero de cuatro patas, de un perro. En estos momentos, vale la pena recordar que nuestro perro era parte de nuestra vida, de nuestra rutina y de nuestro hogar. Además del cariño que llegamos a sentir por él, era familia, amigo y compañero.

A menudo, no somos conscientes pero, no sólo pasamos duelo por el animal, sino también lloramos la pérdida de esa época especial de nuestra vida, de todo lo que nos ha dado durante ese tiempo y de los lazos que ayudó a crear con otras personas y animales, que se han convertido en importantes para nosotros.

Los recuerdos agradables son muchos y los buenos momentos compartidos estarán ahí siempre. Con el tiempo, la sensación gris desaparecerá, dejando paso a la calma que produce la memoria tranquila de nuestro querido amigo peludo. Hoy este post, se lo dedicamos a Andy, con esta imagen de nuestros primeros pasos allá por 2014

Te echaremos de menos Andy....